Las apps y las motos

    La telefonía móvil cada día que pasa continua estando más extendida, llegando al punto de que prácticamente todo el mundo lleva un móvil en el bolsillo y a la vez no paran de incrementarse sus funciones, ya no solo se usan para llamadas telefónicas y mensajes, vemos videos, incluso canales de televisión, llevan videojuegos con alta definición y tienen aplicativos o como se denominan “app”.

Teléfono móvil   Hay apps casi para todo y siguen creciendo, algunas no valen para mucho o simplemente para entretenerte, como pueden ser los juegos, los hay de información, como las que llevan funciones de GPS, o te presentan modelos de motocicletas, como van las carreras de MotoGP…, pero hay otras que te pueden llegar a salvar la vida, éste es el caso de un app desarrollado por Dead Kitty Software, concretamente bajo el nombre de Guardian Angel. Éste aplicativo tiene la particularidad que en lugar de utilizar los acelerómetros internos de los teléfonos móviles, utiliza el conector de los auriculares para detectar que se ha sufrido un accidente.

    El mayor peligro al que se enfrentan los motoristas que viajan solos tras sufrir un accidente, es que queden ocultos en la vía a la vista de los demás usuarios.

    Los primeros diez minutos en la asistencia a una víctima de un accidente de tráfico son críticos y si por desgracia cae en una cuneta o queda oculto por unos matorrales, las posibilidades de salir bien parados disminuyen drásticamente.

   Aquí es donde entra en función éste aplicativo, a través del conector de los auriculares. El sistema es muy similar al que se usa por ejemplo en minimotos pilotadas por niños, quads e incluso motos de agua.

   Este sistema, llamado hombre al agua consta de un cable que une al piloto con un conector situado en la moto. Si el piloto se cae, el cable se desconecta y el motor se para instantáneamente evitando que si el acelerador se queda enganchado, la moto de agua siga en funcionamiento por si sola.

   Guardian Angel funciona de una forma muy parecida. Se conecta un cable a la toma de los auriculares del teléfono móvil y el otro extremo, a un punto fijo de la moto. Si se sufre un accidente el cable se desenganchará ya que el piloto y la moto suelen seguir caminos diferentes.

  Es ahí cuando la aplicación antes de ponerse en marcha inicia una cuenta atrás de unos segundos, para que el accidentado tenga tiempo de parar la aplicación, antes de que ésta empiece a mandar SMS a todos aquellos contactos que se hayan designado previamente.

   El SMS incluye un mensaje personalizado, así como la latitud y longitud del lugar en el que se ha tenido el accidente.

  Si el teléfono móvil se lleva en un soporte de la moto o bicicleta, el otro extremo del cable se tendrá que llevar enganchado al cuerpo.

   La aplicación Guardian Angel está disponible en el Google Play y es completamente gratuita, tanto para dispositivos basados en AndroidIphoneNokia o GPS.

    De un modo parecido el aplicativo iOnRoad, ha ganado cuatro premios y es capaz de detectar vehículos y alertar a su conductor de los potenciales peligros.

   Por lo que si eres un lobo solitario toma nota, te puede salvar la vida.

   Saludos y ráfagas.

Deja un comentario